Medidas Urgentes COVID-19

Back to Publicaciones

Medidas Urgentes COVID-19

La excepcionalidad y gravedad de la situación derivada del  COVID-19 ha obligado al Gobierno a adoptar medidas encaminadas a frenar el impacto económico del COVID-19.

1. En el ámbito TRIBUTARIO ESTATAL Facilidades de aplazamiento de deudas: Esta medida está dirigida únicamente a personas físicas o entidades con volumen de operaciones de hasta 6.010.121,04 euros en el año 2019.

  • Se concederán aplazamientos de deudas tributarias que se encuentren en período voluntario de pago desde 13 de marzo, hasta el 30 de mayo.
  • El aplazamiento debe solicitarse, sin necesidad de aportar garantías y hasta un máximo de 30.000€.
  • El plazo será de 6 meses. No se devengarán intereses de demora durante los primeros tres meses del aplazamiento.
  • Se permite también –hasta ahora no se admitía- el aplazamiento de retenciones, ingresos a cuenta, pagos fraccionados e IVA.

 

Estas medidas solo son de aplicación a impuestos estatales, por tanto, no al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones o el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía municipal).

 

2. En el ámbito ADMINISTRATIVO:  Se suspenden términos y se interrumpen los plazos para la tramitación de los procedimientos de las entidades del sector público.

 

3. En el ámbito LABORAL:

   a) Incentivos económicos

  • Extensión de la bonificación a los contratos fijos discontinuos a los meses de Febrero a Junio.
  • Se da una línea de financiación específica a través del ICO por importe de 400 millones de Euros para atender las necesidades de liquidez de las empresas y trabajadores autónomos del sector turístico, así como de las actividades relacionadas que se estén viendo afectadas por la actual situación.
  • Aplazamiento extraordinario del calendario de reembolso, en los préstamos concedidos por la Secretaría General de Industria y Pyme.

   b) Suspensión temporal de empleo por epidemia de coronavirus

ERTE.- Se trata de una suspensión temporal de los contratos de carácter temporal, aunque también se puede aplicar para reducir la jornada. No existe un plazo mínimo para el ERTE.

El empleador no tendrá que abonar indemnizaciones, por tanto, el trabajador no percibe ninguna indemnización, pero existe la obligación de reincorporar a los trabajadores afectados una vez termine el periodo de tiempo que se ha estipulado.

El trabajador se encuentra en situación legal de desempleo, por tanto, si se trata de una suspensión como de una reducción de jornada, los trabajadores podrán solicitar la prestación por desempleo.

La resolución de la autoridad laboral se dictará, previas las actuaciones e informes indispensables, en el plazo de 5 días desde la solicitud y surtirá efectos desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor.

No existe un número mínimo de trabajadores para realizar un ERTE.

Compartir esta noticia

Back to Publicaciones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies