Impuesto de sucesiones, AJUAR DOMÉSTICO

Back to Publicaciones

Impuesto de sucesiones, AJUAR DOMÉSTICO

Finalmente el Tribunal Supremo ha atendido las quejas de los contribuyentes dictando las Sentencias de fecha 10 de marzo (rec. 4521/2017) y 19 de mayo de 2020 (rec. 6027/2017) en las que se encarga de delimitar el concepto de qué forma parte del ajuar doméstico (3%) en el momento de liquidar el Impuesto sobre Sucesiones, excluyendo todos aquellos que no están afectos al uso particular y personal del causante

El Fundamento de Derecho Segundo de la sentencia de mayo dice:

“En particular, están extramuros del concepto los bienes inmuebles, los bienes susceptibles de producir renta, en los términos ya precisados por nuestra jurisprudencia; los afectos a actividades profesionales o económicas; y, en particular, el dinero, los títulos-valores y los valores mobiliarios, que ninguna vinculación podrían tener, como cosas u objetos materiales, con las funciones esenciales de la vida o con el desarrollo de la personalidad (…)”

De esta forma no solo se cierra la posibilidad a la Agencia Tributaria de seguir exigiendo el 3% del caudal relicto en concepto de ajuar, sino que abre la puerta a las solicitudes de rectificación y devolución del exceso en concepto de ingresos indebidos.

El Tribunal Económico-Administrativo Central también se ha hecho eco de la jurisprudencia citada y, en su Resolución de fecha 30 de septiembre de 2020, se adhiere totalmente a lo dispuesto por el Tribunal Supremo, en el siguiente sentido:

En atención a lo expuesto por el Alto Tribunal, a la hora de obtener el ajuar doméstico mediante la presunción iuris tantum del artículo 15 de la LISD, se tuvieron en cuenta determinados bienes en su cálculo (3% del caudal relicto) que no correspondía considerar y que forman parte de la vertiente negativa del concepto de ajuar doméstico; como las acciones y participaciones sociales o el dinero, entre otros…”

Por lo tanto, de ahora en adelante, y para todas aquellas liquidaciones no prescritas, el ajuar domestico lo compondrá casi únicamente el valor de la vivienda habitual y de aquellas segundas viviendas de uso propio.

Si te encuentras entre los contribuyentes que en los últimos cuatro años liquidaron y pagaron en el impuesto de sucesiones, es el momento de revisar si pagaste en exceso y solicitar la devolución.

Compartir esta noticia

Back to Publicaciones